Hamilton sufre racismo después del GP; F1, Mercedes y Red Bull repudian ataques

Lewis Hamilton fue víctima de ataques racistas en sus redes sociales poco después de la victoria en el polémico GP de Gran Bretaña, décima prueba de la temporada 2021 de la Fórmula 1. La carrera estuvo marcada por el toque entre Hamilton y Max Verstappen en la primera vuelta, en la que el holandés se llevó la peor parte y golpeó con fuerza la barrera de contención. Mercedes, la FIA (Federación Internacional del Automóvil) y la Fórmula 1, también a través de sus redes sociales, condenaron los ataques sufridos por el siete veces campeón del mundo en un comunicado conjunto el lunes por la mañana. Poco después, Red Bull, el equipo de Max, y McLaren, también repudiaron las manifestaciones discriminatorias.

¡Conoce el canal de Gran Premio en YouTube!
¡Sigue a Gran Premio en Twitter y en Instagram!

"Durante y después del GP de Gran Bretaña de ayer, Lewis Hamilton fue objeto de varios insultos racistas en las redes sociales tras un accidente en la carrera. La Fórmula 1, la FIA y Mercedes condenan este comportamiento de la forma más enérgica posible. Estas personas no tienen cabida en nuestro deporte y pedimos que los responsables rindan cuentas de sus actos."

"La Fórmula 1, la FIA, los pilotos y los equipos están trabajando para construir un deporte más diverso e inclusivo, y estas manifestaciones deben ser eliminadas", termina el comunicado conjunto.

El ataque racista hacia Lewis Hamilton fue condenado por todo el ambiente de la F1. (Foto: Mercedes/Steve Etherington)

Red Bull también se pronunció al respecto. "Aunque seamos rivales acérrimos en la pista, estamos todos unidos contra el racismo. Condenamos los ataques racistas de cualquier tipo contra nuestro equipo, nuestros rivales y nuestros aficionados. Como equipo, estamos disgustados y entristecidos por el ataque racista que Lewis sufrió ayer en las redes sociales tras su colisión con Max. No hay excusa para esto, y los responsables deben ser castigados".

Tras la declaración de Red Bull, Mercedes escribió en su cuenta de Twitter. "Luchamos en la pista. Nos unimos fuera de la pista".

Poco después, Christian Horner, en su cuenta de Instagram, repudió los ataques sufridos por Hamilton, aunque no mencionó el nombre del siete veces campeón. "Aunque la rivalidad es intensa en el camino hacia el título, las emociones altamente cargadas nunca deben cruzar la línea hacia el ataque racista. Tenemos un enfoque de tolerancia cero hacia el comportamiento racista en nuestro equipo y personalmente creo que los responsables de este tipo de abuso deben rendir cuentas. Seguiremos apoyando a la FIA y a la Fórmula 1 para erradicar esto de nuestro deporte", escribió.

McLaren se solidarizó con Hamilton y dijo que "se une a la Fórmula 1, a la FIA y a nuestros compañeros de equipo y pilotos para condenar el deplorable abuso racista contra Lewis Hamilton". El racismo debe ser eliminado de nuestro deporte. Y es nuestra responsabilidad compartida eliminarlo", dijo la escudería británica, en la que Lewis debutó en la F1 en 2007 y en la que permaneció hasta 2012.

Honda, proveedor de motores de Red Bull, también repudió el racismo sufrido por Hamilton. "Si bien estamos enormemente decepcionados con el resultado del GP de Gran Bretaña de ayer, estamos conmocionados y disgustados al ver el ataque racista sufrido por Lewis en sus redes sociales. Como personas y como empresa, Honda condena toda forma de racismo, en nuestro deporte y en la sociedad en general. No hay justificación para eso, sean cuales sean las circunstancias".

Aston Martin también se ha pronunciado: "Nos unimos a Lewis Hamilton y a Mercedes para condenar este comportamiento inaceptable. Todos los responsables de esto no son bienvenidos en la Fórmula 1".

Tras la carrera, Hamilton recibió críticas por parte de Verstappen debido al accidente que tuvo lugar en la curva Copse y que provocó que el holandés chocara contra la barrera en un impacto de 51G. Max criticó a su rival y la actitud de celebrar su victoria mientras el competidor de Red Bull estaba en el hospital. Verstappen dijo que la conducta de Hamilton fue "irrespetuosa y antideportiva".

El británico se mostró preocupado por su compañero, hasta el punto de preguntar por su estado mientras seguía compitiendo durante la carrera. Horas más tarde, volvió a expresar su preocupación por Verstappen, pero reforzó que no tuvo la culpa del accidente y rechazó efectuar una disculpa. "No creo que esté en una posición en la que tenga que disculparme por nada. Estamos compitiendo allí", dijo.

"Oí que Max está en el hospital y eso definitivamente me preocupa. Ninguno de nosotros quiere que el otro salga herido, nunca fue mi intención, así que espero que esté bien", siguió.

El momento del toque entre Max Verstappen y Lewis Hamilton. (Video: Reproducción)

"Lo buscaré más tarde para saber si está bien. Y lucharemos otro día. Tendremos muchas carreras difíciles por delante y tenemos que aprender a encontrar un equilibrio decente", reflexionó. "No estoy de acuerdo con los comisarios, pero tomo el castigo como un cachetazo y sigo con mi trabajo. No voy a quejarme, cada uno tiene una opinión diferente, realmente no me importa lo que la gente piense. Hago lo que hago y estoy muy agradecido por el día de hoy", subrayó.

El siete veces campeón respondió al jefe de Red Bull, Christian Horner, que había calificado de "vacía" la victoria en el GP de Gran Bretaña.

"No siento que estuviera vacío. Hay 2.000 personas que trabajan increíblemente duro en mi equipo. Naturalmente, no se trata sólo de mí. Por supuesto, no es la forma en que me gustaría que ocurriera en la carrera. Creo que es importante que todos demos un paso atrás. Estoy seguro de que las emociones están a flor de piel, sé lo que es perder puntos en el equipo y estar en esa posición, así que no siento nada al respecto", concluyó.

La semana pasada, Hamilton salió en defensa de tres deportistas negros, Marcus Rashford, Jadon Sancho y Bukayo Saka, que sufrieron ataques racistas en las redes sociales tras fallar en los penales de la final de la Euro2020 contra Italia en Londres.

También, recientemente, Hamilton fue uno de los pilotos que lideró la campaña de boicot de un día en las redes sociales precisamente por el creciente racismo que se observa en dichas plataformas.