Norris alterna alegría y frustración en Italia: “Perder el 3º lugar es una mierda”

Luego de una pálida imagen mostrada en el GP de Holanda, McLaren se redimió en el primer día de actividad del GP de Italia, y colocó a ambos autos en las puertas del Top-3 para largar la carrera sprint de este sábado.

McLaren fue una de las grandes potencias de la clasificación del GP de Italia que se llevó a cabo este viernes en Monza. Y no sólo con Lando Norris. El británico estuvo entre los tres primeros en la Q1 y Q2, fue superado por Max Verstappen por 0s023 segundos en la Q3, y saldrá cuarto en la segunda carrera sprint de la historia de la F1. Daniel Ricciardo, por su parte, terminó el día en quinta posición, con una diferencia de sólo 0s006 con Norris.

Lando alternó entre la alegría y la frustración al hablar de lo conseguido en el circuito italiano. El rendimiento de McLaren en su conjunto fue un alivio después de un fin de semana complicado en Holanda. Norris sólo había sido décimo en la carrera de Zandvoort, mientras que Daniel Ricciardo fue 11º. En Monza, McLaren alcanzó un nivel diferente, pero el británico no terminó conforme con el cuarto puesto en la parrilla.

¡Conoce el canal de Gran Premio en YouTube!
¡Sigue a Gran Premio en Twitter y en Instagram!

Daniel Ricciardo estuvo a un paso del Top-3 en la clasificación del GP de Italia. (Foto: McLaren)

"Odio esas palabras 'demasiado cerca' porque significa que no hiciste un trabajo suficientemente bueno. Pero soy feliz. Estamos en una posición mucho mejor que la semana pasada. Una buena posición de partida. Perder el tercer puesto es una mierda, pero estaba ahí", dijo.

En cuanto al sábado, el piloto cree que puede encontrar un buen rendimiento. "Tenemos confianza en la carrera".

Si Norris estaba entre la alegría y la frustración, Ricciardo perdió su habitual sonrisa y no ocultó el enfado que sentía por no lograr una mejor posición de salida el sábado. El australiano hizo una de sus mejores clasificaciones del año, pero lamentó haber estado tan cerca del tercer puesto: a sólo 0s029 del tiempo de Verstappen.

Pero Ricciardo estaba aún más enfadado porque no conseguía que el auto fuera estable. El piloto se quejó mucho después de la clasificación en Monza. "En carrera es notorio. Estaba enojado, muy enojado luchando con el auto", añadió.

Hablando de la última vuelta en la Q3, Daniel reforzó su frustración. "Los dos primeros sectores fueron iguales y sabía que tenía que buscar algo más en el último sector. Creía que iba a ser tercero, hasta que me dijeron que era quinto y las diferencias".

"Aguantaré el enojo y lo utilizaré para la clasificación y la carrera", prometió el piloto del auto #3.