Red Bull defiende actitud de Hamilton en clasificación: "Tenía derecho de hacerlo"

Después de semanas y semanas de controversia y un ambiente de guerra, Red Bull evitó elevar el tono tras la polémica clasificación del Gran Premio de Hungría de Fórmula 1. En los últimos minutos de la sesión, Mercedes taponó a Max Verstappen con una estrategia a la salida de boxes para el segundo intento de vuelta rápida, y logró su cometido al dejarlo detrás de Valtteri Bottas y de Lewis Hamilton. Sergio Pérez, por su parte, ni siquiera tuvo tiempo de abrir un nuevo giro, mientras que Verstappen sí lo hizo, pero no pudo arrebatarle la pole a su rival.

¡Conoce el canal de Gran Premio en YouTube!
¡Sigue a Gran Premio en Twitter y en Instagram!

Finalmente, Mercedes saldrá en primera fila con Hamilton en la pole y Bottas en la segunda, mientras que Red Bull, que apuesta por una estrategia diferente el domingo, tendrá a Verstappen tercero y a 'Checo' Pérez junto a él en la segunda fila. Los dos autos de la escudería de las bebidas energéticas saldrán con neumáticos blandos, frente a los medios del dúo de Mercedes.

Del mismo modo que Max minimizó el incidente, Christian Horner evitó abrir cualquier polémica sobre el tema.

"Fue una jugda. Lewis hizo una gran vuelta y se mantuvo. No quería darle una vuelta limpia a nuestros autos. Y estaba en su derecho de hacerlo, tenía la posición ganada en la pista", subrayó.

Carlos Sainz se despistó en la Q2 de clasificación del GP de Hungría. (Vìdeo: F1)

El director británico entiende que Hamilton estaba más interesado en frenar los coches de Red Bull que en concentrarse en su propio tiempo de vuelta. Pero según Horner, la estrategia era válida en última instancia. "Estaba más interesado en lo que pasaba, pero eso es parte del juego".

Horner destacó la actuación de Mercedes, que demostró durante el fin de semana que es el equipo a batir en Hungaroring. Por otro lado, el británico lamentó la pérdida de rendimiento de Verstappen tras una gran vuelta en la segunda mitad de la sesión.

"Creo que Mercedes fue rápido todo el fin de semana. El tiempo de Max en la Q2 fue impresionante, pero en la Q3 creo que sufrió un poco las turbulencias de Charles Leclerc", explicó.

Preguntado por el cambio de estrategia a mitad de la Q2 sacando a Verstappen y Pérez con neumáticos blandos al final de la Q2, Horner lo justificó diciendo que era un movimiento necesario para intentar ponerse al día con Mercedes el domingo.

"No pudimos hacer el mismo tiempo que Lewis en el segundo sector y sentimos que íbamos a ir por un camino diferente. Tenemos que hacer una carrera de ataque. La estrategia va a ser crucial. Tenemos una estrategia diferente a la de Mercedes, así que podemos hacerla interesante", concluyó.