Red Bull habla de "victoria vacía" de Hamilton en Gran Bretaña

La reacción de Christian Horner, jefe de Red Bull, ante la victoria de Lewis Hamilton en el GP de Gran Bretaña, fue contundente y dura. El comandante del equipo austríaco criticó al ganador al manifestar que "envió a un competidor al hospital" y que consiguió una "victoria vacía", tras el accidente que protagonizó en la primera vuelta con Max Verstappen.

En una entrevista emitida por el canal británico Sky Sports, Horner no ocultó su enorme irritación por lo ocurrido.

¡Conoce el canal de Gran Premio en YouTube!
¡Sigue a Gran Premio en Twitter y en Instagram!

"No debería ser así, para ser sincero. Max tuvo un accidente de 51G. Lewis no debería hacer maniobras como esa. Es inaceptable. El mejor resultado para nosotros es que él [Verstappen] no se lesionó", dijo.

Sobre Hamilton, Horner fue irónico: "Espero que Lewis esté muy contento consigo mismo. El dirigente aprovechó para volver a criticar la maniobra realizada por Hamilton al intentar superar a Verstappen, que derivó en un toque entre ambos en la rápida curva de Copse y un fuerte despite del holandés contra las defensas.

El momento del toque entre Max Verstappen y Lewis Hamilton. (Video: Reproducción)

"Metió una rueda en un lugar inapropiado. Simplemente no se mete una rueda en Copse y en esa circunstancia. No tenía el auto puesto", analizó.

"Es inaceptable que haya un toque entre el neumático delantero izquierdo sobre en el neumático trasero derecho, a la velocidad que llevaban y en la curva más rápida del campeonato. Lewis tiene suficiente experiencia para saber que eso es inaceptable. Me decepciona mucho que un piloto de su calibre haga una maniobra así", criticó Horner.

El jefe de Red Bull denostó la victoria de Hamilton. (Foto: Mercedes)

"Es peligroso. Parecía desesperado. Envió a un competidor… gracias a Dios está ileso, pero lo mandó al hospital", respondió.

Inmediatamente después de la carrera, Hamilton se absolvió de cualquier culpa por el accidente y habló del castigo de 10s que sufrió. "Siempre trato de pensar mi enfoque, sobre todo en las peleas con Max, que es muy agresivo. Hoy estaba completamente en mi línea y no me dejó ningún espacio", explicó. "Pero independientemente de si estoy de acuerdo con el castigo o no, lo asumo como un cachetazo y sigo trabajando. No voy a dejar que nada se interponga en mi camino para disfrutar del público del fin de semana, del himno nacional y de la bandera británica'", finalizó.

Preguntado por las declaraciones de Hamilton, Horner respondió, de nuevo siendo muy duro: "No me importa lo que haya dicho Lewis. Echa un vistazo a tu propio análisis y luego haz tu propia comparación. Para mí, es una victoria vacía", concluyó.