Sainz se despista en la chicana de Ascari y destruye la trompa de su Ferrari en Monza

Carlos Sainz continúa con el paso cambiado durante los sábados en la Fórmula 1. Tras sus accidentes en la clasificación del GP de Hungría y en el tercer entrenamiento de Holanda, este sábado golpeó nuevamente su Ferrari en Monza.

Tras un viernes tranquilo de entrenamientos y clasificación, este sábado en Monza comenzó con un accidente y una bandera roja cuando promediaba el último entrenamiento del GP de Italia. Y fue un accidente con un auto de la casa: Carlos Sainz, que debuta con Ferrari en la pista del norte de Italia, perdió el control e impactó contra la barrera de contención, provocando daños considerables en su monoplaza.

El accidente se suscitó en la Variante Ascari. Tras atravesar el primer tramo del sector sobre el piano, el auto se descontroló y se despistó hacia la barrera. Como resultado del accidente, la trompa y el alerón delanteros quedaron deshechos y tanto la suspensión derecha como la izquierda también se rompieron. En definitiva, varios daños considerables que Ferrari deberá reparar antes de la carrera clasificatoria de esta tarde.

¡Conoce el canal de Gran Premio en YouTube!
¡Sigue a Gran Premio en Twitter y en Instagram!

El impacto fue muy fuerte. En la cámara a bordo, se vio cómo la cabeza del piloto se sacudió hacia adelante, y la parte trasera de su casco quedó totalmente visible. Por radio, al ser preguntado por el equipo, Sainz dijo que el accidente "había dolido" pero que todo estaba bien. Tardó un rato, pero salió del coche por sí mismo y miró los daños causados en la parte delantera.

Este golpe de Sainz se suma a una serie de accidentes en las últimas carreras, lo que es preocupante para el desarrollo de su temporada. El español saldrá séptimo en la carrera de clasificación, justo por delante de su compañero de equipo y octavo clasificado, Charles Leclerc.