Verstappen empata el juego en sábado con más preguntas que respuestas

Fue una pole para cada lado, pero el que saldrá adelante es Max Verstappen. El holandés neutralizó la ventaja inicial obtenida por Lewis Hamilton en los primeros metros, tomó la punta en la carrera sprint y mantuvo las distancias hasta la bandera a cuadros. Así, se llevó tres puntos más en el bolsillo y la sensación de que puede repetir la dosis este domingo, ante un público lleno en Silverstone.

Fue una gran victoria para el líder del campeonato, porque demostró que Red Bull sigue siendo el equipo a batir incluso con una puesta a punto diferente. Los ingenieros optaron por una mayor carga aerodinámica en el auto #33, y eso permitió una mejor velocidad en las curvas pero una relativa pérdida en la recta.

¡Conoce el canal de Gran Premio en YouTube!
¡Sigue a Gran Premio en Twitter y en Instagram!

Con un modelo más versátil, el austriaco no sintió, al menos en las 17 vueltas de la corta carrera, ninguna dificultad para mantener detrás a Mercedes. Aun así, Verstappen prefiere ser cauto y tiene alguna razón para entender que la carrera está más igualada. "Lo que aprendimos en esta carrera es que están muy cerca otra vez", manifestó Max.

"Parece que nosotros somos rápidos en las curvas y ellos en las rectas. El ritmo era bueno, pero con una parada en boxes, o dos, ¿quién sabe? Será una buena lucha", añadió el holandés, que mostró un ritmo de carrera muy fuerte y dejó la clara impresión de haber controlado las acciones.

Tal vez por eso Hamilton parecía un poco más cabizbajo. El británico se vio sorprendido por su rival y no pudo retomar su liderazgo en la primera vuelta, a pesar de tener una excelente velocidad en recta, resultado directo de las actualizaciones realizadas en el W12. Aun así, el siete veces campeón cree que la opción de Mercedes está en la estrategia. "En la pista, no se puede ganar", expresó después de la carrera de clasificación.

Max Verstappen venció en la primera carrera sprint de la F1. (Foto: Getty Images/ Red Bull Content Pool)

"Son demasiado rápidos", dijo Hamilton. "Creo que hoy tuvieron un gran ritmo y no creo que hayan necesitado exigirse. Si intentara seguir su ritmo en las rectas, quizá podamos ejercer algo de presión en la estrategia, pero no podremos superarlos en la pista", decretó el británico.

A pesar de la visión más escéptica de Lewis, Mercedes comparte la opinión de Verstappen y piensa que el ritmo realmente está más cerca. Para Andrew Shovlin, ingeniero de pista del equipo alemán, el potencial en carrera fue alentador y puede rendir sus frutos en la competencia principal. Shovlin también entiende que tener a los dos autos largando en las primeras filas también será interesante para presionar al rival.

"No es ideal haber perdido una posición con Lewis en la largada, pero el ritmo de carrera es prometedor y espero que sea suficiente para poner a Verstappen bajo presión. También tenemos dos autos adelante, lo que abre algunas oportunidades estratégicas", explicó el ingeniero, que todavía tiene una visión práctica de lo que hay que sacar de la carrera al sprint.

"Haber tenido la carrera clasificatoria hace que sea un poco más fácil planificar las tácticas para el Gran Premio, ya que tienes una idea clara del ritmo de cada uno y de cómo están funcionando los neumáticos, así que tenemos un poco de trabajo esta noche para sacar el máximo provecho de eso".

Lewis Hamilton podrá tener su revancha este domingo en la carrera principal. (Foto: Mercedes)

Nuestro objetivo era venir aquí, ganar y recortar la distancia en el campeonato y creo que, por lo que hemos visto en los dos últimos días, sigue siendo un objetivo alcanzable", añadió el ingeniero.

Incluso tomando como referencia lo dicho por Shovlin, la dinámica probada por primera vez en la Fórmula 1 no sirvió para barajar el orden de fuerzas en la parrilla, y quizás por ello las opiniones siguen divididas, especialmente también después de una sesión de clasificación tan electrizante como la del viernes. Aun así, la carrera del sábado tuvo algunos tramos interesantes, que pueden tomar un giro diferente en una carrera más larga el domingo. Un ejemplo es la elección de los neumáticos. La libertad que la F1 le dio a los equipos puede tener el efecto deseado en la prueba principal, con los equipos entendiendo mejor el comportamiento de la goma. Este es quizás uno de los puntos más intrigantes del fin de semana y deja la puerta abierta para que los competidores sean audaces.

Fernando Alonso brilló con una serie de adelantamientos al principio de la carrera, entre otras cosas por la libre elección de compuestos: además del español, otros tres pilotos apostaron por neumáticos blandos en lugar del medio elegido por la mayoría. Pero todavía hay puntos que deben ajustarse mejor para sacarle más partido a este formato.

"Hubo mucha acción", dijo Ross Brawn, un entusiasta del sistema. "La gente ahora entiende que es un fin de semana completo. Tuvimos un gran día ayer, tuvimos un gran día hoy y estoy seguro de que tendremos un gran día el domingo. Son tres días de acción. Y no creo que la diluimos en ningún momento, sino que la aumentamos. "

A pesar de una evaluación inicial positiva, el director deportivo de la F1 admitió que es necesario un ajuste. "Revisaremos todo, nos tomaremos un tiempo, hablaremos con los equipos y los pilotos, discutiremos esto con la FIA y veremos si hay cosas que podemos mejorar, pero no creo que debamos cambiar nada fundamental. Creo que el concepto es bueno".

La Fórmula 1 aún probará este formato en dos GP más, probablemente Italia y Brasil. De momento, hay que esperar a la carrera de mañana para sacar una conclusión más concreta, pero lo que queda es que se logró crear expectativa y abrir un abanico de posibilidades para la carrera principal.